Invitaciones/eventos Registro Exposiciones

Sexo, drogas & rock n’ roll – Christian Proaño

SEXO, DROGAS & ROCK ´N ROLL
Exposición Individual de Christian Proaño

Inauguraciones:
SEXO:
No Lugar – Arte Contemporáneo: 20 de julio de 2013 – 20h00

Texto Curatorial:

Caminar de la mano en la oscuridad.
Algunas reflexiones sobre la propuesta expositiva “SEXO” del artista Christian Proaño exhibida en No Lugar – Arte Contemporáneo.
Por Eduardo Carrera – Curador de Arte.

Christian Proaño presenta en esta ocasión una propuesta expositiva que sucede en tres momentos:  SEXO – DROGAS & ROCK ´N ROLL.

Las obras que componen esta exposición deben apreciarse como momentos estéticos, imágenes poéticas de una vida que se dedica a retratar su cotidianidad por la necesidad de retener el tiempo y ser protagonista de sucesos que parecen ser fundamentales para el ser humano: el sexo, el consumo, el amor, la alegría, la violencia y la vida. Teniendo como escenario las múltiples ambivalencias espirituales, políticas, ideológicas que vivimos en el Ecuador actual.

En No Lugar – Arte Contemporáneo se presenta la primera exposición del circuito titulada “SEXO”. Se compone de una instalación de fotografías que simula un laberinto en el que podemos apreciar espacios iluminados por televisores o luces neón. Proaño registra su recorrido por lugares oscuros. En este sentido la fotografía se centra en el análisis de los  cuerpos que ocupan los espacios y recorridos de la mirada del artista. Podemos determinar que, en efecto, los individuos van demostrando desde sus propios lugares de enunciación un auto-reconocimiento en la construcción de los mundos.

Caminar en la oscuridad te ofrece múltiples posibilidades de encuentro: en un primer momento, el desconocimiento del entorno es acompañado por curiosidad y deseo por lo incierto; a continuación, la oscuridad se transforma en un espacio de lo común –donde transitan otros cuerpos que también se dirigen fascinados hacia la desconocida penumbra. Cuerpos que logran reconocerse con poca luz y generan un espacio de lo común desde sus subjetividades.

Lo instantáneo de la fotografía digital logra registrar estos espacios. Fotografías iluminadas con tonalidades violetas, naranjas, azules, delatan experiencias de cuerpos que se reconocen en la oscuridad y en la ausencia; otras imágenes registran videos porno. Las fotografías construyen el recorrido de un laberinto, en estas imágenes los genitales sobresalen anónimos, convirtiéndose en un cuerpo sin cabeza (o, en términos de Žižek, en “órganos sin cuerpo”).

En este sentido hay que pensar además en la fotografía como vehículo. No como recuerdo, sino como el acto en sí de recordar, de acordarse, de sumergirse viéndose por dentro a uno mismo y a los suyos, incluso en la oscuridad.

La oscuridad psíquica, la oscuridad interior, aparece por una separación exterior/interior (luz/oscuridad) que sucede no sólo una vez y de forma definitiva, sino que esa separación luz/oscuridad ocurre constantemente a lo largo de nuestras vidas relacionales. En la oscuridad, el “giro performativo” hace que un cuerpo se afirme y se presente sin vergüenza, sin culpa, y sin necesidad de justificaciones, lo que nos permite renunciar a nosotros mismos y hacer del otro nuestro instrumento de placer: “El contacto sexual con el Otro no es un asunto de la ley simbólica, sino de contratos perversos, de frágiles imaginaciones negociadas que siempre pueden deshacerse”(Žižek, 2004a: 33).

En efecto, la galería oscurecida (ese laberinto en el que la mirada del espectador se articula de una manera casi pornográfica, mirada de voyeur), con poca luz, resuena con la misma fuerza que los túneles mitológicos que parecían conectar nuestro mundo con el de los difuntos. Lo que contemplamos, quizá, se trata de una de las más bellas (y por eso mismo, de las más terroríficas) recreaciones de la memoria. Mientras el fantasma, sumido en las sombras, se-da-a-ver, el espectador, mediante el acto desesperado pero soberano de su mirada, construye cuerpos. Construye la materialidad del cuerpo en la oscuridad y camina con el de la mano.

En un segundo espacio nos encontramos con una instalación sonora la cual a través de tres reproductores de audio describe una película porno: uno de los protagonistas, el sonidista y el camarógrafo. El espectador no accede a su objeto de deseo a través de la mirada lo hace a través de voces que relatan una historia, que fácilmente podría ser la suya. Truman Capote, el escritor estadounidense, relataba que fueron contadas las personas con las que entabló una verdadera conversación, pues la mayoría terminaban siendo monólogos compartidos. En este sentido, Žižek, nos recuerda que la pornografía no tiene ningún sentido activo en el amor y el sexo. Somos reducidos a ser los objetos/instrumentos de quienes están en la televisión (Žižek, 2000a: 182 y 2008b: 36) –en definitiva,  un monólogo masturbatorio.

El reconocimiento de la oscuridad como parte de la vida, más allá de la valoración moral luz/oscuridad, la idea de un cuerpo que puede contribuir a desarrollar conciencia y no escapa de la vida ni del sexo, es una idea que suena tan Budista como Zizeckziana. Reconforta sentir esta resonancia en la versión que ofrece Christian de su experiencia y de su intento por extender su proceso de comprensión a las personas que giran en torno a él.

SEXO es todo y nada. Está disuelto en la vida. Su naturaleza efímera se nutre de los matices del momento y sus voces. Un último ingrediente lo pone en escena también el público, quien camina en la oscuridad de la mano con el artista.

_________________________________________________________________

Sobre el artista: 

Christian Proaño (Quito, 1980). Artista contemporáneo, investigador y docente, tiene un Master en Antropología Visual y Documental Antropológico  por la FLACSO. Realizó sus estudios de pregrado en Middlesex University. Londres, UK. Donde obtuvo la Licenciatura en Artes Sonoras.

Su trabajo ha sido expuesto dentro y fuera del país, de lo que se destaca:

*2013 Composición No6,1960 de LaMonteYoung + instrumento Guayasamín, EcuaUIO, Casa de la Cultura, Quito
*2011 SIART Bienal de Bolivia, La Paz
*2010 “La Mirada de los Otros sobre nosotros”, No-lugar, Quito
*2009 Todo por un Yorch, Guayaquil
*2008 “El cuarto oscuro”, Galería Procesos, Cuenca, Ecuado
*2008 The unfair fair, Galería Loto Arte, Roma
*2008 Tensa Calma, DPM Gallery, Guayaquil
*2008 Arte Sonoro, Galería El Container, Quito.
*2008 Sexto Festival de Arte Urbano AlZurich, proyecto seleccionado, Quito.
*2006 Romper la ley, teatrino del Centro Cultural Eliécer Gaitán, Bogotá.
*2006 Ärbol, Auditorio de uso múltiple, Universidad de los Andes, Bogotá.
*2006 GIA y Voyeur, X Festival Ecuatoriano de Música Contemporánea, Quito
*2004 Noveno Salón Nacional de Arte Fundación El Comercio, Tercer Premio.
*2003 Earjob, en la galería Hanbury, Londres.

Mayor información:
no.lugar.galeria@gmail.com
https://nolugar.org/
http://lanaranjillamecanica.blogspot.com/
http://www.chrispunksonico.blogspot.com/

Registro de la exposición:

_________________________________________
No Lugar – Arte Contemporáneo
 Juan Larrea N15-53 y Buenos Aires (Residencia)
 García Moreno N9-89 y Oriente (Talleres)
 Centro Histórico, Quito-Ecuador
 no.lugar.galeria@gmail.com
 https://nolugar.org/
 02-2222271 / 0992808062 / 0989432044 / 0984215339


0 comments on “Sexo, drogas & rock n’ roll – Christian Proaño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: